Mazarrón (¿Vamos en barco?)
Mazarrón es una villa tierra adentro con una gran tradición marinera. La costa de Mazarrón se protegió de las distintas incursiones del enemigo a través de una red de fortalezas defensivas y de torres vigías, que aún hoy dejan ver su silueta a lo largo de esta costa, como la Torre de Santa Isabel en Azohia, dentro de la Bahía de Mazarrón, la Torre de Santa Isabel en la Cumbre, sobre el Puerto de Mazarrón, también conocida como la "Torre Vieja" o la Torre de los Caballos en Bolnuevo, el Castillo de los Marqueses de los Vélez en el centro de la población de Mazarrón, el Molinete y el Castillo del Calcetín situado frente a la Marina.

En el municipio de Mazarrón contrastan las tierras de cultivo con las montañas. Son tierras áridas, ya que hay muy poca agua para la agricultura, y la que hay es muy salina; las zonas verdes son posibles gracias a que los pinos y la vegetación retienen la humedad producida por las brumas marinas.
 

La falta de agua para la agricultura y la salinidad en la poca agua que se obtiene, ha hecho que la aridez se adueñe del municipio. Aunque desde siempre el municipio de Mazarrón ha sido descrito como seco y lleno de chumberas, el escritor árabe Ibn Alyasa, describía sin embargo, abundantes riachuelos de agua fresca en toda esta zona de la comarca del Guadalentín donde él nació.

En Mazarrón también se encuentra el paisaje protegido de la Sierra de las Moreras; 1.800 hectáreas de vegetación adaptada a la sequedad, propia del sureste español: esparto, tomillo, romero, boja y palmito, con un clima mediterráneo subárido, de escasas precipitaciones y temperaturas medias. Y en la rambla de las Moreras se concentra una colonia de aves migratorias con patos, garzas, garcetas, ivis, avocetas y agujas; mientras que en la sierra viven los aguiluchos y en la estepa la perdiz, la codorniz, el zorro, el conejo y la liebre.

En algunos puntos del municipio se puede ver las últimas colonias de tortuga mora, que está en peligro de extinción. La variedad de sus ecosistemas y la belleza singular y desgarrada del paisaje hacen de este municipio un enclave natural único en Europa.

La desalación del agua del mar ha posibilitado la diversificación de la producción agrícola, aunque el producto estrella del campo de Mazarrón sigue siendo el tomate, de reconocida calidad en Europa y fuera de ella. Un auténtico mar de plástico, el de los invernaderos, se extiende por todo el municipio pero especialmente por la franja costera, donde se hace compatible la agricultura con un turismo floreciente.

San Pedro del Pinatar (¿Vamos en barco?)
El término municipal de San Pedro del Pinatar es de 21,7 km2 y actualmente su censo es de 14.650 habitantes. Durante 
la temporada estival esta última cifra se triplica.

Esta villa recibió su nombre hacia el siglo XVII, tras la construcción de un pequeño templo que los pescadores
dedicaron a San Pedro Apóstol y Pescador. Antes de esta época se llamaba El Pinatar, ya que era una extensa zona 
forestal (donde abundaba el pino) y a la que se venía en invierno a cazar el jabalí. Alfonso XI así lo reflejó en el libro 
de la Montería.

Hasta el siglo XVII tan sólo pobladores dedicados a la pesca y la explotación de las salinas ocupan la zona. Es en el 
siglo XIX cuando el municipio se transforma en el centro de recreo para los habitantes de la huerta, que fijan su 
residencia estival en este rincón de la costa, atraídos entre otras cosas por las propiedades curativas del Mar Menor.

Se convierte entonces en uno de los grandes destinos de la Costa Cálida y dotado de una extensa actividad comercial. 
En la actualidad se población se concentra en tres grandes núcleos: San Pedro del Pinatar, Lo Pagán y el Mojón

CALENDARIO DE FIESTAS:

5 de enero: Cabalgata de los Reyes Magos: Llegada a Lo Pagán por mar y posterior desfile de carrozas hasta San 
Pedro del Pinatar. 
Febrero, Carnavales. El domingo de Carnaval el desfile local y el domingo siguiente tienen lugar los Carnavales 
del Mar Menor (que cada año se celebran en uno de los municipios de la comarca). 
Semana Santa. Declarada de Interés Turístico desde 1993. Se celebran procesiones en Lo Pagán (Miércoles 
Santo) y en San Pedro del Pinatar (Domingo de Ramos, Martes, Jueves y Viernes Santo, y Domingo de 
Resurrección). Tienen su origen en 1951. 
Junio, Feria Servillana. Casetas sevillanas, actuaciones en directo y programa variado. 
24 de junio, San Juan. 
29 de junio, Fiestas Patronales de San Pedro Apóstol. Verbenas, Feria de Ganado (se celebra desde 1796, y es 
una de las más antiguas de España), y carrozas, actuaciones folklóricas, actividades deportivas y culturales, etc.
16 de julio, Fiestas de la Virgen del Carmen. Declarada de Interés Turístico en 1965, se celebra desde 1892. 
Coincide con las fiestas de Lo Pagán. Navidad, Misa del Gallo, actos diversos. 

.

Lo Pagán
En la zona turística y costera de Lo Pagán, son famosos los "baños de lodo" que se toman en la zona de las Charcas de las Salinas, por sus poderes curativo-beneficiosos para afecciones de tipo reumático. 

Esta zona, está dotada de innumerables servicios e instalaciones turísticas que la convierten en un cómodo y animado lugar tanto para el 
"veraneo" como para residir en ella durante todo el año.

CALENDARIO DE FIESTAS

5 de enero: Cabalgata de los Reyes Magos: Llegada a Lo Pagán por mar y posterior desfile de carrozas hasta San 
Pedro del Pinatar. 
Febrero, Carnavales. El domingo de Carnaval el desfile local y el domingo siguiente tienen lugar los Carnavales 
del Mar Menor (que cada año se celebran en uno de los municipios de la comarca). 
Semana Santa. Declarada de Interés Turístico desde 1993. Se celebran procesiones en Lo Pagán (Miércoles 
Santo) y en San Pedro del Pinatar (Domingo de Ramos, Martes, Jueves y Viernes Santo, y Domingo de 
Resurrección). Tienen su origen en 1951. 
Junio, Feria Servillana. Casetas sevillanas, actuaciones en directo y programa variado. 
24 de junio, San Juan. 
29 de junio, Fiestas Patronales de San Pedro Apóstol. Verbenas, Feria de Ganado (se celebra desde 1796, y es 
una de las más antiguas de España), y carrozas, actuaciones folklóricas, actividades deportivas y culturales, etc.
16 de julio, Fiestas de la Virgen del Carmen. Declarada de Interés Turístico en 1965, se celebra desde 1892. 
Coincide con las fiestas de Lo Pagán. Navidad, Misa del Gallo, actos diversos. 

Portmán
Poblado perteneciente al municipio de La Unión. Su territorio presenta una topografía muy accidentada, circundado por montañas que rodean la llanura costera, en donde se halla emplazado el núcleo de población. Al Norte se encuentra el cerro de "Sancti Spiritu", de 434 metros de altitud, que constituye la máxima altura de la entidad, con loma Fortuna más al sur y el cabezo de las Lajas, de 283 metros de altitud. Al Oeste se localizan el cabezo del Pino (271 metros) y cabezo de la Galera (177 metros), cuyas laderas se precipitan hacia el mar Mediterráneo; al Este se encuentra la peña del Águila (387 metros) y el monte de las Cenizas (307 metros, uno de los objetivos de nuestro recorrido).

Estos sectores montañosos se caracterizan por una intensa mineralización, principalmente de plomo, zinc y, en menor medida, hierro, dando lugar a una intensa explotación minera, en la actualidad, en estado de abandono.

La incidencia de la actividad minera en el paisaje es muy acusada debido al desmantelamiento de los relieves y a la gran cantidad de vertidos de las gangas que se acumulan en él, llegando incluso hasta su bahía como consecuencia de los arrastres de las ramblas que descienden de los relieves, que han provocado una nueva morfología en el terreno. A ello hay que añadir los poblados y lavaderos de mineral abandonados que se distribuyen por el territorio de la entidad.

En sus orígenes, el núcleo de Portmán era un poblado minero; la población que se fue asentando en el lugar estuvo constituida por empleados y trabajadores de las minas. Tras la crisis de la actividad minera, la ocupación de sus habitantes se centra en los sectores de servicios y construcción principalmente. La agricultura es prácticamente inexistente en la zona; al sector pesquero se dedica un porcentaje muy reducido de sus activos, que se agrupa en una pequeña cofradía. La trayectoria demográfica de la entidad ha estado marcada por las fluctuaciones de la minería. En la actualidad se aprecia en la evolución de su población una reducción del número de habitantes, que en 1991 se cifraba en 1.062. Existen en la entidad viviendas de segunda residencia, que están surgiendo con fines turísticos que pueden dar un cambio sustancial a la economía local.

Las fiestas patronales en honor a Santiago Apóstol (25 de Julio) se celebran la última semana de este mes. El 16 de Julio, festividad de la Virgen del Carmen, tiene lugar la fiesta de los pescadores, organizada por la cofradía.

Merece especial mención el paraje de la peña del Águila, situado en la parte oriental de las sierras mineras; este espacio natural se ha mantenido al margen de la devastación sufrida en su entorno por explotación minera. En él se encuentran especies vegetales únicas en la Región de Murcia, como el ciprés o la sabina mora, especies animales y restos arqueológicos como la villa romana de la Huerta del Paturro, de gran relevancia.

Portús
Enclave costero del litoral cartagenero, situado en la diputación campera de Perín, formado por una abrigada cala a la que se accede desde la carretera de Cartagena al Puerto de Mazarrón, por Canteras y la cuesta del Cedacero. 

Al Este se halla la muela de Roldán y al Oeste, la sierra de la Muela, que encajonan su situación.

Acoge una población cambiante que se duplica en el ciclo veraniego, al ser un lugar escogido para el veraneo por muchos residentes en las agrupaciones urbanas vecinas. Reúne otra singularidad, su condición de playa nudista, al aislar una cala vecina en la que se instaló una zona de playa reservada para personas que comparten la filosofía del disfrute de la Naturaleza y la vida natural. Los numerosos adeptos del país y de otras comarcas europeas acuden a disfrutar de aquel paraje abrigado, habiéndose celebrado dos convenciones internacionales, por las condiciones excelentes del litoral e instalaciones.
 

San Javier
CALENDARIO DE FIESTAS

24 de junio, San Juan (hoguera). Julio y agosto, Festival Internacional de Teatro, Música y Danza. 
3 de diciembre, Fiestas Patronales de San Francisco Javier. Navidad, Belén de España. 
3 de febrero, Romería de San Blas. 
16 de julio, Fiestas de la Virgen del Carmen: procesión maritima
25 de julio, Fiestas Patronales de Santiago Apóstol.

Los Alcázares
CALENDARIO DE FIESTAS

15 de agosto, procesión maritima de la Asunción.
Segunda quincena de agosto, Semana de la Huerta. 
12 de octubre, Día del Caldero. 
13 de octubre, Fiesta de la Autonomía Municipal. 
La Unión Agosto, Festival del Cante de las Minas 

La Azohía

La zona de La Azohía estuvo poblada desde el Paleolítico, y en la época romana importantes factorías de salazón se unieron a la pesca y a la agricultura para crear, en todo el litoral del golfo de Mazarrón una viva actividad económica que se prolongó más allá de la desaparición del Imperio Romano. Durante la época musulmana, debieron mantenerse, al menos parcialmente, estas actividades. Todo cambia tras la conquista cristiana. La inseguridad general, especialmente acusada en las proximidades del mar, la falta de gente para repoblar las propias ciudades, hace que la costa quede desierta. La vegetación silvestre ocupa los antiguos terrenos de cultivo y ni siquiera los pastores se atreven a acercarse al mar con su ganado. Sin embargo, la pesca del atún a gran escala, de gran importancia económica, hace que los pescadores con base en la ciudad de Cartagena, se arriesguen a llegar todos los años a La Azohía. Para la protección de la almadraba y para impedir el desembarco de corsarios en la ensenada próxima, se levantó la torre, que en el siglo XVI ya se encuentra disparando contra las galeotas berberiscas.

El gran cambio de la situación se produjo a finales del siglo XVIII, tras las Reales Provisiones de 1768 y 1770 que dictan las normas para el reparto de tierras comunales entre los agricultores. Las tierras de La Azohía, hasta entonces de uso común para todos los vecinos de Cartagena, pasan a ser repartidas en 58 «suertes» de distinta extensión, con un total de 464 fanegas.
Es entonces cuando tiene lugar la auténtica «colonización» de La Azohía: se desmontan y roturan tierras, (desaparecen las pinadas), se trazan caminos y se establece un núcleo estable de población que vive de la agricultura y de la pesca. A estas actividades se unirá la minería (hierro en Peñas Blancas) a finales del siglo XIX, con una historia difícil que se extinguirá definitivamente en 1963. Pero en esta década se desatan los grandes cambios que han transformado toda la costa mediterránea: los nuevos cultivos y, sobre todo,el turismo.
El poblado de la Azohía, perteneciente al municipio de Cartagena, de cuya capital dista 24,2 km. tiene una altitud media de 3 m sobre el nivel del mar. Su población no alcanza los 100 habitantes, aunque se ve incrementada en verano por su condición de zona turística con los visitantes que llegan hasta aquí y con los residentes de "segunda residencia".
La rambla de La Azohía es un curso de drenaje que se ubica en el sector suroccidental del Campo de Cartagena y afluye al colector que es la rambla del Albujón. La cabecera del área vertiente de este curso está en relieves como morra del Fraile, morra Tallante, cabezo de los Sevillas, cabezo Negro de Tallante, cabezo Blanco y cerro del Ángel que la rodean al S y al E. Su principal afluente es la rambla de Caveas.

Calnegre y Los Curas
Presenta un tipo de poblamiento en núcleo y cuenta con 104 viviendas habitadas y 32 vacías o de temporada. Su población está cifrada en 395 habitantes, cuya evolución muestra una trayectoria descendente hasta 1970; a partir de esta fecha se inicia una fuerte recuperación, experimentando un intenso crecimiento turístico; perteneciente a la entidad de población de Ramonete, en el municipio de Lorca, dista de la capital municipal 32,5 km. Se encuentra situado al SE. del término municipal, junto a la rambla de Ramonete.. Comprende los núcleos de población de Puntas de Calnegre, con 126 habitantes, y Los Curas, con 269 habitantes.

Alineación montañosa litoral, situada dentro del término municipal de Lorca, cuya naturaleza geológica está formada por pizarras, cuarcitas y micaesquistos; su nombre deriva del color de su tierra; recibe unas precipitaciones anuales inferiores a 300 mm. Posee una gran diversidad geomorfológica y paisajística, presentando cornicales y matorrales de gran singularidad, entre los que destaca el sabinar de Juniperus phoenicea más meridional de la Región de Murcia y la abundancia de Caralluma europaea, junto con el hinojo marino (Criphmum maritimum), margarita marina, etc.

Respecto a la fauna vertebrada, existen poblaciones de la escasa tortuga mora (Tetudo graeca L.) y aves rapaces como águila perdicera (Hieraetus fasciatus Vieill.) y halcón peregrino (Falco peregrinus Tunst.); desde sus acantilados se observan diversas especies de gaviotas (Larus sp.), así como otras aves marinas: pardelas, alcatraces, etc. Al final de los barrancos y barranqueras se han formado calas bellísimas (Calnegre, Baño de las Mulas, Siscal y Cala Honda), cuyo estado de conservación es muy bueno, permaneciendo vírgenes, fuera de la presencia de urbanizaciones, si bien se hace necesaria la creación de una figura de protección que aleje definitivamente el riesgo de transformación en uno de los escasos y bellos espacios naturales del litoral murciano.

Se encuentran en el extremo más oriental de Lomo de Bas, que parecen adentrarse en el Mediterráneo, y cuyos materiales metamórficos de esquistos de colores oscuros también originan una costa rocosa con esculls o puntas, como estas del litoral lorquino. Al N de ellas desemboca la rambla de Ramonete.
 

 

Cartagena
El recorrido turístico indispensable por sus calles

El origen de Cartagena es muy antiguo; se cree que sobre el siglo V a.C. llegaron a estas tierras los mastienos, fundando Mastia, capital de la tribu. Fue posteriormente el caudillo cartaginés Asdrúbal quien refundó definitivamente la ciudad en el año 223 a.C. con el nombre de Quart Hadas (Ciudad Nueva), en recuerdo de su Cartago africana. Nuestro puerto era sucesivamente visitado por todos los pueblos marinos de la época, como los griegos que la llamaron Karche'don - Nea o Koine Polis.

Posteriormente la ciudad fue conquistada para Roma en el año 209 a.C. por Publio Cornelio Escipión y recibió el nombre de Cartago Nova. Bajo Roma los autores antiguos nos hablan de ella como de una ciudad de primer orden. Julio César le otorgó el titulo oficial de "Colonia Urbs Iulia Nova Cartago".

Durante los siglos II y III hubo una gran crisis social en la ciudad. Los vándalos y otros pueblos germánicos pasaron por Cartagena hacia el año 425. En el año 555 desembarcaron en nuestro puerto las tropas bizantinas enviadas por el emperador Mauricio. Cartagena fue capital de la provincia bizantina hasta el año 615, en que Sisebuto, rey visigodo, destruyó la ciudad.

Más adelante la ciudad se convirtió en la Qartayanna al Halfa de los árabes. Cartagena fue reconquistada para los cristianos en 1245 por las tropas de Fernando III de Castilla, el cual otorgó a la ciudad en 1246 el Fuero de Córdoba. La villa se recuperaba.

Cartagena, durante el siglo XV seguía representando un fuerte bastión defensivo de la zona costera, muy hostigada por los ataques berberiscos. La ciudad se incorporó a la corona de Castilla bajo los Reyes Católicos. El César Carlos estuvo en la ciudad en 1541, cuando intentó conquistar Argel.

Felipe II, su hijo, envió a residir en la ciudad al príncipe de Traiecto, Vespasiano de Gonzaga, para que fortificara la ciudad con murallas.

El siglo XVII significó para Cartagena una nueva decadencia; por nuestro puerto salieron en 1610 los moriscos expulsados por Felipe III. Bajo Felipe IV y Carlos II hubo en la ciudad graves epidemias de peste.

El siglo XVIII comenzó con la guerra de Sucesión al Trono de España (1702- 1713). Cartagena fue tomada por los ingleses y posteriormente liberada por el duque de Berwick, al servicio de los Borbones franceses. El Tratado de Utrech favoreció a la ciudad en 1713.

El punto de partida del auge de la ciudad fue la construcción del Arsenal, con el programa de reformas de los Borbones españoles, cuando Cartagena es nombrada capital del Departamento Marítimo del Mediterráneo (toda la tradición militar-marítima de la ciudad está sintetizada en el MUSEO NAVAL: maquetas, banderas, objetos, cuadros, etc...)

El siglo XIX comenzó con la guerra de Independencia contra los franceses. Nuestra ciudad fue uno de los pocos núcleos que se libró de la ocupación . Entre 1838 y 1842 hubo en Cartagena un foco de inmigración con el boom minero.

En la segunda mitad del siglo estalló el Cantón cartagenero, que duró desde Julio de 1873 hasta Enero de 1874. Fue un movimiento independentista, romántico y federalista contra el gobierno central de la primera Republica. En 1888 el físico cartagenero Isaac Peral (1851-1895) inventó y construyó el primer submarino, que hoy encontramos frente a la plaza de los Héroes de Cavite.

Ya en los comienzos del siglo XX Cartagena y su comarca sufrieron una honda crisis económica. Durante la Guerra Civil nuestra ciudad Permaneció en el bando republicano hasta el último día de la contienda, por lo que fue muy castigada. 

El entorno del Muelle Alfonso XII, lugar donde atracan los barcos de pasajeros, está mejorando día a día. Se encuentra en construcción el equipamiento del Puerto Deportivo, que incluye un edificio que albergará el Club de Regatas, instalaciones deportivas, piscina, restaurante, etc., así como una galería comercial. Estas obras finalizarán este mismo año, y en breve contaremos con una terminal para cruceros turísticos, ubicada junto al Puerto Deportivo y el nuevo edificio del Club de Regatas. Entre tanto, tendremos una zona acondicionada especialmente para la recepción de turistas de cruceros en el Muelle Alfonso XII. 
 

También en esta zona está proyectado comenzar a construir el Museo Nacional de Arqueología Submarina, que junto con el edificio de la Fundación Portuaria completará una interesante oferta cultural. La oferta lúdica incluirá zonas ajardinadas con bares y restaurantes situados en quioscos que imitan los que a principios del siglo XX ocupaban esta misma área, y una galería comercial, así como zonas ajardinadas, todo ello perfectamente integrado dentro del entorno histórico-artístico del Muelle Alfonso XII, dominado por la Muralla de Carlos III, catalogada como Bien de Interés Cultural.

Un poco más allá, a sólo cinco minutos caminando desde el lugar de desembarco, la ciudad de Cartagena ofrece al visitante un vasto legado cultural adquirido a través de sus más de 3.000 años de historia. Rutas como la arqueológica, barroca o modernista, rutas para visitar los museos o los castillos que rodean la ciudad, rutas tan particulares como la que muestra el arte y la devoción de nuestra Semana Santa o la tradición de nuestra artesanía. Rutas gastronómicas, ruta del vino, recorridos que exhiben lo mejor de la redescubierta dieta mediterránea y la tradición enológica de la región.

En cualquier caso, y sea cual sea la ruta escogida, no dejes de visitar sus estupendos museos y monumentos:
 

- MUSEO NAVAL Horario: De Martes a Domingo de 10:00 a 13:30 Hrs.
Teléfono: 968127138
Situado en la calle Menéndez Pelayo, en el antiguo edificio de la Escuelas del Rosario, en él se muestran al visitante una importante colección de piezas y artes marinas, destacando entre ellas las maquetas de buques y, especialmente, de los construidos en el Arsenal de Cartagena. De singular interés es también la sala dedicada al marino cartagenero Isaac Peral, inventor del submarino, y al desarrollo del arma submarina a través de la historia. Finalmente, también es digna de mención la colección de cartografía con ejemplares que se remontan al siglo XIV.

- MUSEO ARQUEOLÓGICO MUNICIPAL.
- MUSEO NACIONAL DE ARQUEOLOGIA SUBMARINA. Además de la interesante exposición, tiene como el anterior, un Centro de Investigaciones.
- La TORRE CIEGA Monumento funerario romano que data del siglo 1 d.C. Es un cubo de cuatro metros de lado y lleva una inscripción: "A Tito Didio I, hijo de Publio, de la tribu Cornelia".
 

Alumbres
Población perteneciente al municipio de Cartagena. Enclavada al Norte del valle de Escombreras, al Este de la capital municipal, de la que dista 5,5 km.

Medio físico-natural: su topografía es llana, presenta una altitud de 60 m sobre el nivel del mar.
 

Población: la población de Alumbres ha experimentado un continuo crecimiento desde 1960 hasta que dicho proceso se ha visto interrumpido a partir de 1981, fecha en la que alcanza el máximo de población (3.209>. Esta evolución positiva se ha centrado sobre todo en el núcleo urbano, mientras que en el diseminado se ha producido una pérdida de más del 85 % de 105 efectivos demográficos con que contaba. El número de habitantes se cifra en 2.993.

Actividad económica: las actividades principales de Alumbres son la industria y los servicios, a ellas se dedican el 45 % y el 34,6 % respectivamente de sus activos. En tercer lugar le sigue la construcción que emplea 17,4 %. La agricultura apenas tiene significación laboral, a ella se dedica un 2,8% de la población activa. 

Historia. Denominado Alumbres Viejos, para diferenciarlo de los Alumbres Nuevos (Mazarrón), el lugar tiene su origen h 1535. En esa fecha Carlos 1 hizo concesión a un particular de los yacimientos allí existentes y al socaire de la explotación minera comenzó su repoblación. A finales del siglo XVII el núcleo fue elevado a la categoría de diputación. Las Constituciones liberales de 1812 y 1837 ofrecían la posibilidad de erigir ayuntamiento en las poblaciones mayores de 1.000 habitantes.

En 1813 - acogiéndose a una de estas disposiciones - la diputación de Alumbres se constituyó en municipio independiente, anexionándose los partidos de Roche, Garbanzal y Rincón de San Ginés. El día 4 de julio, tuvo lugar la toma de posesión de la recién nombrada corporación: alcalde, José Conesa Francés; regidores, Antonio Valero, Domingo Martínez, Juan Martínez García, José Conesa Marín, Ramón Martínez Sánchez y Bartolomé Benzal, y procurador síndico, José Gómez Muía. Apenas si tuvo tiempo de instalarse. En 1814, tras cl regreso de Fernando VII, quedó abolida. En 1820, con la vuelta de los liberales al poder, se asistió a la reposición de la extinta creación. Ahora el concejo estuvo formado por el alcalde Antonio Barcelona; los regidores, Antonio Valero, Juan Martínez, Domingo Martínez, Ginés González, Francisco Luengo y I Francisco Pérez, y el procurador síndico Fernando María Muía. En esta ocasión, la experiencia se prolongó hasta 1823, cuando la reinstauración del absolutismo hizo fracasar una vez más el empeño. A partir de entonces, la localidad entrará en una aguda decadencia. Ello explicará la ausencia de nuevos intentos por obtener municipalidad en los propicios años de las regencias isabelinas. Antes al contrario, en 1842 fue absorbida por el nuevo ayuntamiento de Santa Lucía. Allí permaneció hasta 1843, cuando suprimido aquél volvió a convertirse en diputación de Cartagena.

Santiago de la Ribera
Santiago de la Ribera fue fundada en 1.888 por el matrimonio Bamuevo-Sandoval, es una población perfectamente urbanizada, con un hermoso paseo marítimo a lo largo de sus casi 3 kms. de playas, con las típicas pasarelas-balnearios que se adentran algunos metros en el mar;, junto con Lo Pagan y Los Alcazares, situadas en la orilla Norte del Mar Menor, aparecen como el nucleo de poblacion más importante del Mar Menor. 
 

Cuenta con un excelente Club Náutico, escuela de Actividades Náuticas y Club Polideportivo. Es en esta localidad donde está situada la Academia General del Aire. 

El Puerto y salinas de San Pedro, el aeropuerto en Santiago de la Ribera, la pesca y la agricultura y la muy importante aportacion del turismo, convierten a este bello rincon del Mediterraneo en una de las zonas más ricas de la Región de Murcia. 
 

El municipio de San Javier, al cual pertenece Santiago de la Ribera, cuenta con 17.000 habitantes y proyecta su jurisdicción en La Manga, que es una franja arenosa de 21 kilómetros de largo por 500 metros de anchura, y que separa al Mar Menor del Mediterráneo. Es la zona turística por excelencia. 

Al sureste de la región de Murcia, la costa mediterránea serpentea para adentrarse en una enorme laguna de unos 170 kilómetros cuadrados de superficie marítima. Es el Mar Menor, la mayor piscina del mundo, con una profundidad máxima de 8 metros, alta concentración de sales y yodo, y unas aguas tranquilas y cálidas, La suave temperatura ambiental durante todo el año, rondando los 18 grados, hace del Mar Menor un espacio único en Europa para la práctica de los deportes náuticos, con 315 días de sol al año, vientos cortos y veredas protegidas. 
La Manga de arenas finas, un largo pasillo de arenas finas separa el Mar Menor de las aguas mediterráneas, La Manga, el mayor centro turístico de la Costa Cálida. Un excepcional paraje de 22 kilómetros de dobles playas, de perfil llano a excepción de un leve montículo, separa los dos mares portan sólo medio kilcsmetro de terreno. Entre aguas cristalinas de fondos coloridos se extiende el paraíso de los deportes náuticos y el buceo. 

Refugio de meros, langostas, rayas, doradas, tortugas, delfines, los fondos de roca rodeados de pradera de poseidónia oceánica son el destino habitual de los submarinistas. Cabo de Palos, Isla Grosa, Islas Hormigas, El Farallón ofrecen aguas transparentes y una gran riqueza de fauna y flora frente a La Manga, donde permanecen silenciosos los pecios romanos, Sólo es necesaria una linterna para sumergirse en una aventura inolvidable a través de cuevas y rincones sorprendentes. 

La oferta en actividades culturales de San Javier es muy amplia, con exposiciones de todo tipo en las dos Salas que el Ayuntamiento tiene habilitadas a tal fin, representaciones teatrales y talleres en los Centros Sociales de todo el Municipio. 

El Belén de España, que se instala cada Navidad frente al Ayuntamiento, ocupa una superficie de 600 m2 y representa, además de las tradicionales escenas del Nacimiento de Jesús, otras costumbristas típicas de la huerta y campos murcianos. Las figuras son todas ellas de conocidos belenistas de la Región. 
 

El Festival Nacional de Folclore, en el mes de Julio, reune a diferentes Grupos Folclóricos españoles, con actuaciones en el Auditorio Municipal,en las calles de San Javier y en las playas de Santiago de la Ribera y La Manga del Mar Menor.
 

El Festival Internacional de Teatro, Música y Danza de San Javier, declarado de Interés Túristico, es la oferta cultural más importante que tiene la Región de Murcia en la época estival. En sus 26 ediciones han pasado por su escenario las mejores figuras del teatro, la música y la danza del panorama nacional e internacional, como Plácido Domingo, Julio Boeca, Living Theatre, Maya Pliseskaya, Lindsay Kemp, etc. El Festival se celebra cada año durante los meses de Julio y Agosto en el Auditorio Municipal del Parque Almansa. 
 

Águilas
Águilas es tierra de contrastes. A lo largo de su costa se alternan los rocosos acantilados con playas serenas de fina arena y transparentes aguas. Rodeada de montañas, y con el mar siempre a la vista, su paisaje es muy variado: Al sur presenta características semidesérticas, ocres tonalidades en cuya tierra se intercalan fósiles marinos y minerales volcánicos; es el Paisaje Protegido de Cuatro Calas ; a pocos kilómetros de allí, en el paraje de Chuecos resalta el verde oscuro de un bosque con frondosas pinadas y aromáticos matorrales. 

Todas estas características ofrecen una amplia gama de posibilidades para los amantes de la naturaleza y los deportistas. Las opciones son diversas; desde el montañismo o el senderismo por lugares de belleza insólita, donde se pueden observar la fauna autóctona, hasta el submarinismo en sus cálidas aguas. 

La variedad en la práctica de deportes acuáticos y terrestres es muy rica, contando con instalaciones adecuadas para todos ellos. Existen numerosos senderos que transcurren por la compleja orografía aguileña y que permiten disfrutar de valores ecológicos incomparables. Diferentes comunidades de seres vivos pueblan la zona, en la que resalta la exuberante vegetación de las ramblas. 

Tres de esos senderos se encuentran debidamente señalizados: Monte del Castillo, Cabo Cope y Hornillo-El Fraile, los cuales poseen restos arqueológicos, fauna y flora únicos y unos paisajes realmente impresionantes. 

Castillo de San Juan de las Águilas Ruinas del s.XVIII.85 metros de altura. Actualmente en restauración. Fácil acceso. Subida a pie por la calle Murillo. 

Embarcadero del Hornillo Antiguo cargadero de mineral, construido a finales del s.XIX por la empresa británica de ferrocarriles de Sureste, e inaugurado en 1903. Actualmente en desuso. Fácil acceso; situado en le bahía del Hornillo, a 2kms. del centro. 

Torre de Cope Recientemente restaurada sobre ruinas del s.XVI Torre de vigía y defensa destruida y reconstruida numerosas veces a lo largo de la historia. Testigo mudo de multitud de batallas en el mar; sufrió el acoso constante de los corsarios norteafricanos. Está situada en la bahía de de Cope, a 9 kms. del centro de la ciudad y se accede por la carretera local del mismo nombre. 

Monumento al Ferrocarril Es una de las primeras máquinas locomotoras que se usaron en Águilas. Homenaje al ferrocarril y a su contribución al desarrollo económico de la población. Situado en la Plaza Isaac Peral. 

Isla del Fraile Pequeña isla habitada por los romanos, quedar restos de esta época y ruinas de primeros de siglo. Se han encontrado allí ánforas y platos del s.lV y cerámica de “Sigilata Gris’. Fue productora del licor “Gárum. Está situada a dos millas de la ciudad, en la bahía del Hornillo. 

Torre de las Palomas Palomar de la Casa Grande, s.XVIII. Su interior está en ruinas, pero el exterior se encuentra bien conservado. De difícil acceso al estar situada en el centro de une propiedad privada. A 2kms. del centro por la carretera de Águilas a Lorca. 

Cabo de Palos
Al Sur del Mar Menor se enclava Cabo de Palos. En este precioso pueblo pesquero que todavía conserva su sabor tradicional, han proliferado en los últimos años bares y pubs.

Cerca de la plaza Virgen del Mar, la mayoría de los locales destacan por su cuidada decoración y por constituir un núcleo de reunión para los jóvenes. La cercanía del puerto pesquero y de la playa de Levante son atractivos añadidos a la amplia oferta que presenta Cabo de Palos. A las afueras del pueblo, en el centro comercial Las Dunas, existen también muchos locales especializados en 'rock and roll', sones tropicales y música de baile.

Los domingos por la mañana, el Zoco de Cabo Palos reune a turistas y lugareños en su animado mercadillo de frutas, ropa y artesanía de la región.

Desde Cabo de Palos arranca una sierra costera que da el contrapunto a la llanura del Mar Menor, creando un paisaje abrupto, surcado por acantilados y de calas profundas y solitarias... y de Historia. Aquí se encuentra el paraje de Calblanque, parque natural costero milagrosamente preservado de la acción del hombre, hasta el punto que supone una rareza en el Mediterráneo español. 

Cabo de Palos está constituido por una península, de la que forma parte la cala citada anteriormente, la cual, desde el caserío de La Barra y en una extensión de más de 0,5 millas corre al 056º, con un ancho medio de unos 400 m, formando en su parte SE cinco ensenaditas o calas con varios islotillos o piedras a corta distancia de la costa, siendo los principales Tajo Colorado, El Escull, Pajar Grande, Los Pajares y el islote del Cabo. Por fuera de ellos están los bajos de los Pajares y los de la Testa, que son peligros que rodean el cabo a menos de 400 m de su contorno.

En esta península se distingue claramente, además del faro, dos antenas de radiofaro, en la parte N del promontorio construidas sobre la loma de las Casernas, lugar prominente de esta península ... El faro consiste en una torre cilíndrica gris oscuro situada a 70 m al W de la orilla del mar, suya torre sobresale de la casa de los torreros, presentando a la vista un notable conjunto, y en la que, a 81 m sobre el nivel del mar y a 51 sobre el terreno, se enciende la luz ... Al 156º y 1660 m del faro de cabo de Palos, existe un naufragio sobre el que se sonda 14 m

 

Bolnuevo
Población perteneciente al municipio de Mazarrón, situado a 6 km de la capital municipal. Su población está cifrada en 609 habitantes.

Historia. El origen de Bolnuevo fue el de un caserío de pescadores, situado en el litoral de la bahía de Mazarrón, sobre un espolón de la sierra de las Moreras, al E de la punta de la Cueva del Lobo, cuyos pobladores se dedicaron a las faenas marineras del litoral más próximo y de otros enclaves cercanos: almadrabas del Alhamillo y de Cope. Anteriormente, en lo que hoy constituye el cabezo del Castelar, se ubica el embarcadero de mineral de Mazarrón, en el que atracaban las embarcaciones fenicias, griegas y romanas. Hacia 1585 se construyó un santuario, en recuerdo de un milagro atribuido a Nuestra Señora de la Concepción, que protegió a los vecinos de Almazarrón de los piratas argelinos. En sus proximidades existía una antigua fortificación, conocida como el castillo de Bolnuevo o torre de los Caballos (del siglo XVI), sobre cuyas ruinas se levantó en 1946 otro santuario dedicado a la misma advocación.